¿Qué hay detrás del robo de bronce en Venezuela?


bronce

Abg. Mónica Álvarez

El sociólogo Andrés Sánchez dijo que “en las ciudades la memoria urbana se alimenta del recuerdo cotidiano, somos ciudadanos porque compartimos recuerdos comunes. Esta pérdida de identidad se traduce en muchas ocasiones en la anonimia que se registra a diario”, mientras, investigaciones de IAM Venezuela (Institutional Assets and Monuments) esclarecen que ladrones se han llevado de Venezuela 297 toneladas de bronce patrimonial.

La cotización de ese metal va en alza y se toma como referencia el precio promedio de 6 dólares por kilo de bronce fundido que se paga en Cúcuta, Colombia. Si los ladrones obtienen 297.000 kilos, se reporta que se hacen con un total de un millón setecientos ochenta y dos mil ciento ochenta dólares salidos de bronce conmemorativo venezolano. La investigación asevera que 40 bustos, 30 estatuas pedestres y una ecuestre, 7 campanas antiguas, cientos de piezas mutiladas, decenas de placas y relieves históricos y al menos 6732 lápidas funerarias le han robado a la memoria colectiva del país.

Por lo que desde hace más de un año la organización privada venezolana IAM Venezuela, dedicada a la conservación del patrimonio cultural, realiza una minuciosa investigación sobre el robo de bronce en este país.

¿Por qué se ha desatado en los últimos años el robo de bronce? ¿es delincuencia común o grupos organizados? ¿qué rutas toman los traficantes?, ¿cuáles son las ciudades más afectadas?, ¿a dónde van a parar las piezas patrimoniales del país? Son preguntas que se responden con números sorprendentes: 6.812 piezas afectadas; 297 toneladas de bronce robados; más de 2 millones de dólares en costo y en una extensión de 12 estados. De hecho, en mayo 31 de 2018 reseñamos el caso y dimos como falso que el régimen chavista estuviera retirándolo de muestras públicas, pero quedó claro que la desaparición de la aleación era considerable y creciente:

Las pérdidas no son únicamente artísticas o económicas. Con estos saqueos se destruyen referencias simbólicas que han unido a la nación venezolana por generaciones.

El crimen organizado gana terreno y explora nuevos mercados criminales en Venezuela. El contrabando de bronce parece consolidarse como una de estas economías con alcances transnacionales, mientras que la autoridades de ese país no parecen interesadas en tomar acciones para frenar este lucrativo negocio.

En cuanto al precio de cada uno, IAM Venezuela estimó que los bustos se venden a 652 dólares, la estatua pedestre en 3.300, la ecuestre en 27.000 y las placas y lápidas entre 55 y 220 dólares.

Por otra parte, esta actividad criminal no termina en el robo y hurto de piezas de bronce, sino que alimenta el rentable mercado del contrabando de riquezas y productos venezolanos hacia Colombia y el Caribe, pues previamente fundidas pasan a Colombia, Aruba y Curazao, Trinidad y Tobago e incluso alcanzan al mercado asiático.

El bronce se suma a otras mercancías como el oro, cobre, coltán, combustibleganado y armas, que las redes de crimen organizado sacan de territorio venezolano.

IAM Venezuela tiene algunas conjeturas. En el tope: mafias chinas que recogen metales y otros materiales, idóneos como materia prima industrial para los enormes complejos manufactureros. La impunidad judicial venezolana favorece principalmente a las nacionalidades afines al régimen chavista: cubana, china, rusa, entre otras. Los chinos tienen una producción industrial frenética que requiere enorme cantidad de insumos.

Ver:

http://robodebronce.com/

https://iamvenezuela.com/

https://www.lapatilla.com/2019/03/06/esta-el-crimen-organizado-detras-del-robo-de-bronce-en-venezuela/https://verifikado.com/esta-el-crimen-organizado-detras-del-robo-de-bronce-en-venezuela/http://elestimulo.com/blog/el-negocio-de-robar-bronce-en-venezuela/

 

M.AlvarezB