Las monedas comunales en Venezuela


billeteElPanal

 

Por Carlos Romero Mendoza.

I.-         Con el “panal” los medios recuerdan o reviven a la moneda comunal.

 

Una nota de prensa publicada el 16 de diciembre 2017[1] destaca un titular que advierte: Lanzan moneda local en un barrio popular en Venzuela ante la escasez de bolívares.

El “Colectivo Fuerza Patriótica Alexis Vive” y la organización vecinal “Comuna el Panal” del barrio 23 de Enero lanzaron el “panal”, una moneda comunal que sólo podrá transarse dentro de la zona donde opera la organización, indicó a la prensa Salvador Salas, miembro de la organización.

El “panal”, que equivale a 5.000 bolívares (alrededor de 0,05 dólar), pasó a formar parte de la decena de monedas comunales que impulsó hace una década el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) para promover las estructuras vecinales.

“Con El Panal podremos cambiar nuestro diferencial cambiario para contener la inflación, ampliar nuestro circulante y ¡Dolartoday que se vaya al carajo junto al dólar inorgánico! Es hora de producir el mundo que soñamos de verdad”, asegura el Colectivo en su cuenta de Twitter.

“Esta moneda va a ser de gran ayuda para nosotros por la situación que estamos viviendo que no hay efectivo en la calle”, dijo Liset Sánchez, un ama de casa de 36 años, al salir del banco comunal El Panal que opera dentro de un galpón de la comuna, donde adquirió un pequeño lote de los nuevos billetes. La mujer contó que los utilizaría para adquirir un kilo de arroz que produce la organización por 45 “panales”

En ese texto se puede apreciar características propias del llamado sistema comunal y que aparece en Venezuela en el año 2008, a saber:

1.-       Sólo es un instrumento válido en el territorio donde se aprobó la creación de esa moneda comunal.

2.-       Es un instrumento que es útil para intercambio de bienes en el territorio donde se organiza.

3.-       Es un modelo que fue impuesto hace una década.

4.-       Es un instrumento útil cuando hay escasez de moneda.

Distintos medios internacionales han destacado la creación de esta moneda llamada el “panal”, algunos titulares son:

PanAmPost: Tras causar colapso del bolivar chavistas crean moneda comunal para combatir inflación. 13 de diciembre 2017.[2]

20 minutos: Un pequeño municipio de caracas crea su propia moneda ante la escasez del bolivar.[3]

Perú.com: Comunidad en Venezuela emite su propio billete y comercia sus productos.  15 de diciembre 2017.[4]

La noticia a nivel internacional ha sido replicada en el país y la han revivido mediáticamente generando preocupación en la población.

II.-        Marco normativo de la moneda comunal en Venezuela.

El 31 de julio de 2008 se publicó el Decreto con fuerza, valor y rango de ley para el Fomento y Desarrollo Popular[5], a través del cual, se pretendió, como expresamente se puede leer en su artículo 1 establecer los principios, normas y procedimientos que rigen el modelo socioproductivo comunitario, para el fomento y desarrollo de la economía popular, sobre la base de los proyectos impulsados por las propias comunidades organizadas, en cualquiera de sus formas y el intercambio de saberes, bienes y servicios para la reinversión social del excedente, dirigidos a satisfacer las necesidades sociales de las comunidades.

En ese Decreto aparece la figura de la moneda comunal, y en su texto, destaca el artículo 26 que presenta la moneda comunal como un instrumento que permite y facilita el intercambio de saberes, bienes y servicios en los espacios del sistema de intercambio solidario, que además será regulado por el Banco Central de Venezuela.

Esos sistemas de intercambio solidario, son presentados como la reunión de prosumidores con la finalidad de participar en alguna de las modalidades del sistema alternativo de intercambio solidario.

Esas modalidades según el Decreto son:

  1. El trueque comunitario directo.
    2. El trueque comunitario indirecto.
    3. Los demás regulados por el reglamento del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, respetando los principios y valores aquí consagrados.

 

Y cuando se refieren a prosumidores, el Decreto aclara que son personas que producen, distribuyen y consumen bienes o servicios, y participan voluntariamente en los sistemas alternativos de intercambio solidario, con espíritu social, para satisfacer sus necesidades y las de otras personas de su comunidad.

Ese Decreto fué derogado por la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, publicada el 21 de diciembre 2010 y se planteó como un instrumento para desarrollar y fortalecer el poder popular estableciendo las normas, principios, y procedimientos para la creación, funcionamiento y desarrollo del Sistema Económico Comunal, integrado por organizaciones socioproductivas bajo régimen de propiedad social comunal, impulsadas por las instancias del Poder Popular, el Poder Público, o por acuerdo entre ambos, para la producción, distribución, intercambio y consumo de bienes y servicios, así como de saberes y conocimientos, para satisfacer las necesidades colectivas y reinvertir socialmente el excedente, mediante una planificación estratégica, democrática y participativa.

Esa ley presenta una Sección Quinta denominada Moneda comunal, en ella presenta en su artículo 53 la moneda comunal como un instrumento alternativo a la moneda de curso legal en el espacio geográfico de la República, que permite y facilita el intercambio de saberes, conocimientos, bienes y servicios en los espacios del sistema de intercambio solidario, mediante la cooperación, la solidaridad y la complementariedad, en contraposición a la acumulación individual

El artículo 54 identifica al Banco Central de Venezuela (BCV) como la instancia responsable de regular todo lo relativo a la moneda comunal; pero aún así, establece en el artículo 55 que mediante una Asamblea de prosumidores, se definiría el valor de la moneda comunal, previa autorización del órgano coordinador y según las normas que dicte a tal efecto el BCV.

En este sentido, el 24 de septiembre de 2012, el Banco Central de Venezuela (BCV) anunció una consulta pública del proyecto de normas que regularían el diseño, fabricación y uso de la moneda comunal[6].

Luego en octubre 2012[7], otra nota de prensa destacó que el Banco Central de Venezuela (BCV) estaba preparado para publicar una resolución que pudiera regular las monedas comunales.

Se mencionó en aquella nota de prensa la existencia de un comunicado, mediante el cual se aclaró  que si bien la Ley del Sistema Económico Comunal otorga al BCV la potestad de elaborar la normativa para el uso, fabricación y diseños de las monedas comunales, será la población organizada la encargada de definir aspectos como la denominación, rasgos característicos así como aspectos gráficos y estéticos.

Así mismo, señalaba que el BCV también se encargaría de hacer el acopio, la clasificación y el procesamiento estadístico de los datos que genere la aplicación del sistema económico comunal.

SI bien en la web, específicamente en esta dirección mail http://www.bcv.org.ve/pdf/proynormasmoncomunal.pdf, publicó un modelo de normas para regular el uso de la moneda comunal, la misma no ha sido aprobada y menos aún publicada en Gaceta Oficial.

III.-       ¿Existen monedas comunales?

 

Varios registros en medios de comunicación digital, desde el 2008, dan cuenta de un grupo de monedas comunales, pero hasta la fecha casi 10 años después, no hay estudios públicos que demuestren el avance y el impacto positivo de ese modelo de economía comunal.   El “panal” pareciera despertar la preocupación de un modelo que no es nuevo, que ya existe y que esa nota de prensa reciente revive.

 

En el año 2008 una nota de prensa[8], destacaba la existencia de varias monedas comunales, entre ellas se puede mencionar: El ‘guaiquerí’, Nueva Esparta; la ‘lionza’ (Yaracuy, oeste); el ‘paria’ (Sucre, este); el ‘tamunangue’ (Lara, centro); el ‘tipocoro’ (Barinas, centro); el ‘turimiquire’ (Monagas, este) y el ‘zambo’ (Falcón, oeste).

 

Otro portal web denominado Selvas.org, en el 2008, identificaba “la lionza”, como la primera moneda comunal en Venezuela, ubicada en Urariche, Yaracuy, que equivalía a 500 Bs, y era usada entre productores agrícolas y cooperativistas.

 

Luego en el año 2009, una nota de prensa[9], informó sobre la existencia de varios sistemas de trueque en el país, en donde se hace uso de las monedas comunales e identificó algunos de ellos como:

  • En Pagauachoa, estado Nueva Esparta: se creó la moneda comunitaria guaiquerí.
  • En Socopó, estado Barinas: Ticoporo.
  • En la zona de Paria y otros sectores del estado Sucre: Paria y el Turimiquire.
  • En la zona de Perijá: El relampago del catatumbo.
  • En Barlovento, Miranda: El Cimarrón.
  • En el Saquito Larense, Lara: El tamunangue.
  • En Yaracuy: la lionza.
  • En Falcón: el zambo.
  • Trujillo: el momoy.

En diciembre 2012[10], un reportaje habla de 13 monedas comunales y registra en su contenido una serie de opiniones que son oportunas destacar:

Julio César Pineda, identificado en ese momento como gerente de investigaciones económicas del Banco Central de Venezuela (BCV):

Estas monedas no son dinero propiamente. “No sirven para ahorrar sino para intercambiar valores”

“En el capitalismo, el dinero es susceptible de convertirse en capital, con lo que se puede comprar mano de obra, materia prima y transformarse en más capital. Eso lo que lleva es a un enriquecimiento, que genera diferencias. Y en nuestra sociedad no queremos diferencias”.

“Pero hay que educar a las personas para que tengan la conciencia de que esto no persigue la búsqueda de ganancias. Hay que evitar que haya un ganador y muchos perdedores”.

Economista Alberto Aranguibel:

 “Se están conformando las bases para que la gente resuelva sus verdaderas aspiraciones y no las que están determinadas por el mercado capitalista, que a veces impone unas necesidades que no son reales”.

“Las personas van a tender a realizar sus vidas en el ámbito geográfico donde viven, y van a buscar el optimismo y no en el materialismo”

Sobre la aplicación de esta moneda, el artículo citado destaca lo siguiente:

En la práctica, la experiencia no ha sido homogénea. La instrumentación termina adecuándose a las decisiones que tomen las comunidades. Por ejemplo, en el caso de El Líder, moneda de la comuna Juan 23, del 23 de Enero en Caracas, está siendo utilizada como pasaje estudiantil.

La ley establece que la moneda comunal no puede ser cambiada por bolívares, pero en este caso, al final de cada semana, los transportistas hacen la conversión por la moneda de curso legal.

El economista Pineda reconoce que esa práctica es inadecuada: “Lo ideal es que no se cambien por bolívares, porque eso se presta a intercambios distintos al trueque”. La legislación prohíbe que aparezcan los símbolos patrios en el diseño de la moneda comunal, pero en El Líder aparece la Bandera Nacional, además de la cara del Presidente.

Ronald Balza:

“Sería más adecuado tener bolívares para acceder a todos los bienes. Habría que ver cuán comprometido está el BCV con la supervisión de esto, porque si conservar el valor del bolívar ya es algo difícil, hacerse cargo de las monedas comunales, es complejo y redundante”

  1. En los textos escolares el régimen introdujo el tema de la moneda comunal.

Un tema preocupante representa la incorporación de la moneda comunal en el ámbito educativo. En el 2011 el gobierno publicó sus libros escolares, y en el de Matemática de 6to grado, páginas 45 y 46 se podía leer el siguiente texto:

Título: “El fiao: Centro de Intercambio Solidario.”

“El señor David comparte el papel de contralor en el Centro de Intercambio Solidario de su comunidad. Allí utilizan una moneda comunal solidaria para el intercambio indirecto, que requiere un sistema de compensación entre bienes y que denominan guaicaipuro.

 

Si una persona o cooperativa realiza operaciones en el centro de intercambios, puede hacerlo con guaicaipuros. Estos se registran en un fondo de compensación que les permite intercambiar cualquier bien utilizando esta moneda local.

 

¡Ah! Si una persona no tiene suficientes guaicaipuros para adquirir un bien, se le fía dicho bien hasta que lo cancele en los días siguientes y se anota en el cuaderno de registro del Centro de Intercambio

 

Al hacer la contraloría de algunos cuadernos, el señor David recopiló los siguientes datos:

 

María debe 18,50 gaicauipuros, y Luis debe 145,36 guaicaipuros del lunes. Luis abono 54 guaicaipuros el día martes. Carmen tenía un registro por intercambios solidarios realizados de 547 guaicaipuros a su favor y otros por 234,56 bienes adquiridos. “

 

Y así continúa el desarrollo de un problema matemático en el que se utiliza como referencia la figura del trueque y la moneda comunal[11].

V.-       La realidad del 2018 no es la realidad del 2008.

El “panal” despertó la preocupación de los venezolanos sobre la existencia de esta modalidad, que por cierto no es nada novedosa. En Argentina la moneda comunal y el trueque permitieron que algunos sectores pudieran sobrellevar la crisis que vivieron cuando no podían acceder a la moneda de curso legal.   Un reportaje destacó que cerca del 7% de la población en Argentina participó de esta dinámica, pero que las monedas desaparecieron cuando mejoró la economía[12].

Esa realidad comparada preocupa porque a diferencia del año 2008, en estos momentos, la escasez de moneda hace posible que este instrumento denominado “alternativo” realmente pueda responder a una necesidad inmediata, en el marco de un régimen que ejerce efectivamente el control social, político y económico de lo que va quedando de país.

Hay que tener presente, que el pasado 11 de diciembre 2017, Nicolás Maduro anunció que apostaría a los Bancos Comunales, como la base de la criptomoneda venezolana denominada Petro para obtener un nuevo sistema comunitario.   Esto impone retomar el tema de la economía comunal[13].

En este sentido el portal Descifrado titula el 16 de diciembre 2017 un interesante artículo de la siguiente manera: Ni Bolívares, ni Petros: conozca los Panales, la moneda impone los colectivos revolucionarios[14].   El artículo desarrolla cómo opera esa moneda, pero además inicia refiriéndose a una publicación de El País.

La cara del fallecido presidente Hugo Chávez ilustra los billetes de mayor denominación -10 panales-. Cada unidad equivale a 5.000 bolívares (5 centavos de dólar al tipo de cambio no oficial) y también existen piezas de uno y cinco panales, detalló Reuters.

La moneda, inspirada en iniciativas probadas en países como Italia y Uruguay, se usará para adquirir productos como arroz y pan que están siendo manufacturados por los habitantes de la comuna socialista El Panal 2021, que tiene unas 10 hectáreas de extensión y está conformada por unas 4.000 familias.

“Nos sentimos abrumados, para confesar, no sabíamos que la aceptación iba a ser tan rápida y tan grande”, expresó Salvador Salas, representante de la comuna situada en la barriada capitalina “23 de Enero”, un bastión del chavismo.

La moneda ya superó una prueba piloto, afirmó. La primera impresión, hecha por el banco comunal Banpanal, fue de 4.000 billetes de cada denominación y eran comprados descontando el equivalente en bolívares de una tarjeta de débito.

Los panales servirían para canjearlos el fin de semana por arroz, con un valor de 3 panales por kilo, lo que equivale al precio regulado de 15.300 bolívares, pero está muy por debajo de los al menos 45.000 bolívares por la misma cantidad en el mercado no regulado.

Los comuneros esperan respaldar la moneda con reservas conformadas por alimentos producidos en El Panal 2021, chatarra procesada, así como criptomonedas.

El antecedente a esta moneda está registrado en una nota de AVN del 30 de agosto de 2010, cuando Hugo Chávez, en el 23 de enero, exhortó a lo que era comuna en construcción Panal 2021 a crear su propia moneda comunal.  Esa Comuna, según la nota de prensa estaba integrada por 7 consejos comunales del sector 23 de enero.[15]

Casi son 10 años de ese modelo de sistema económico comunal, el “panal” no es una demostración concreta y específica para demostrar que ese modelo de economía comunal funciona.

17 de diciembre 2017

[1]E&N.  Lanzan moneda comunal en barrio popular en Venezuela ante la escasez de moneda. 16 de diciembre 2017.  Online en: http://www.estrategiaynegocios.net/finanzas/1135522-330/lanzan-moneda-local-en-barrio-popular-de-venezuela-ante-la-escasez-de

[2]PanamPost.com. Chavistas crean su propia moneda. 13 de diciembre 2017. Online en: https://es.panampost.com/sabrina-martin/2017/12/13/chavistas-crean-moneda-comunal/

[3]20minutos.es. Pequeño municpio de caracas crea su propia moneda ante la escasez de bolívar.  17 de diciembre 2017. Online en: http://www.20minutos.es/noticia/3214849/0/pequeno-municipio-caracas-propia-moneda-escasez-bolivares/

[4]Perú.com. Comunidad en Venezuela emite su propio billete y comercia sus productos. 15 de diciembre 2017. Online en:https://peru.com/mundo/latinoamerica/venezuela-comunidad-caracas-emite-su-propio-billete-y-comercia-sus-productos-noticia-546595

[5] ROMERO, Carlos.  Llegó el trueque y la moneda comunal. En Estado-ley-democracia.blogspot.com.  4 de agosto de 2008.  Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2008/08/lleg-el-trueque-y-la-moneda-comunitaria.html

[6] Idem. BCV y la consulta pública sobre el trueque. 11 de octubre de 2012. Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2012/10/bcv-y-la-consulta-publica-sobre-el.html

[7]IDEM.  BCV prepara resolución para normar las monedas comunales. 9 de octubre 2012. Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2012/10/bcv-prepara-resolucion-para-normar-las.html

[8] Romero Carlos. El Cimarrón no es la única moneda comunal existente.  Estado-Ley-Democracia.blogspot.com. 18 de agosto de 2018.  Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2008/08/el-cimarrn-no-es-la-nica-moneda-comunal.html

[9] Idem. El trueque en Vezuela. Estado-ley-Democracia.blostpot.com. 25 de mayo de 2009.   Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2009/05/con-fecha-24-de-mayo-de-2009-el.html

 

[10] Idem. Regresa el Trueque. 27 de diciembre 2012. Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2012/12/regresa-el-trueque.html

 

[11] Romero, Carlos. La matemática como herramienta para promocionar el poder popular. 14 de noviembre 2011. Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2011/11/la-matematica-como-herramienta-para.html

[12] Idem 7.

[13] 2001.com.  Quiero apostar a los bancos comunales como eje de la criptomoneda.  11 de diciembre 2017. Online en: http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/176504/-quiero-apostar-a-los-bancos-comunales-como-eje-de-la-criptomoneda—afirmo-maduro.html

[14]Descifrados. Ni Bolivares, ni Petros, conozca los Panales moneda que imponen los colectivos revolucionarios. 16 de diciembre 2017. Online en: https://www.descifrado.com/2017/12/16/bolivares-petros-conozca-los-panales-la-moneda-imponen-los-colectivos-revolucionarios/

[15] Estado-ley-democracia.blogspot.com. Presidente llama a crear moneda comunal. 30 de agosto 2010.  Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2010/08/presidente-llama-crear-moneda-comunal.html