Juventud ¿Actor del desarrollo en Venezuela?


Debate 2Articulo escrito para Politika Ucab por: Carlos Romero Mendoza – 25 de septiembre de 2015 por  • SEPTIEMBRE 25, 2015

 El futuro que queremos fue el título con el cual se presentó la Declaración Final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible en el año 2012 y su contenido permitió renovar el compromiso político de los líderes mundiales en el desarrollo y promoción de un futuro sostenible desde el punto de vista económico, social y ambiental para beneficio global y de las futuras generaciones.

Esa Declaración final reconoce la importancia de incorporar a niños y jóvenes en el proceso de desarrollo sostenible, lo cual encuentra mayor significación, cuando el Fondo Poblacional de las Naciones Unidas (UNPF)[1] en un informe presentado en el 2014 sobre el estado de la población mundial, advierte que como nunca antes en la historia del mundo, la población juvenil comprendida entre 10 y 25 años representa un importante porcentaje de la población mundial. El informe menciona que hay 18.000 millones de jóvenes entre 10 y 25 años.

La importancia de incluir a los jóvenes en el proceso del desarrollo sostenible encuentra justificación no sólo en el aspecto cuantitativo, sino también en lo cualitativo, pues como afirma el UNPF en su informe, a través de una representación significativa de los jóvenes y de la colaboración con ellos será posible alejarse de los planteamientos arraigados que se limitan a brindar servicios básicos a la juventud para adoptar un enfoque que empodere a los jóvenes y les permita desarrollar su potencial.

 El mensaje sobre la importancia de la juventud en ese futuro que queremos, fue también expresado por Ban Ki Moon, Secretario General de la ONU, en el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas en febrero 2015, cuando extendió a todos los jóvenes del mundo la invitación a convertirse en ciudadanos globales activos en la construcción de un futuro sostenible[2].

Esa invitación se complementó cuando el Secretario General exhortó a los gobiernos del mundo a tomar en cuenta a los jóvenes en sus agendas políticas, así como también en los procesos de tomas de decisiones.

En 2015 el Día Internacional de la Juventud fue una oportunidad que la ONU aprovechó para dedicar todas las actividades de ese día a reflexionar sobre la participación cívica de la juventud, de manera que se promoviera una mayor sensibilización sobre la necesaria inclusión de los jóvenes en el desarrollo de la agenda global que a partir de septiembre 2015 adoptará los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible e incluirá más adelante, sin duda alguna, los desafíos que surgirán del acuerdo mundial sobre el cambio climático que se aspira alcanzar en diciembre 2015.

Precisamente en el marco de ese Día Internacional de la Juventud 2015 los jóvenes, a través de una campaña mundial promovida por organizaciones como la UNFP, lograron enviar un mensaje enérgico a los líderes mundiales reclamando prioridad a las necesidades y derechos de los jóvenes en el debate sobre los Objetivos del Desarrollo Sustentable post 2015.

Esa invitación a los jóvenes de convertirse en ciudadanos globales activos en el desarrollo de una Agenda Global no logra tener eco en Venezuela.   Desde el año 2009 cuando fue aprobada la Ley del Poder Popular para la Juventud, el joven venezolano es reconocido legalmente como actor estratégico del desarrollo, pero ese rol no logra ser concretado en la dinámica política y social del país.

La inexistencia de los espacios institucionales que la Ley de 2009 garantiza como instrumentos para facilitar la inclusión de los jóvenes en los asuntos públicos municipales, estadales y nacionales, evidencian claramente que en Venezuela los jóvenes, independientemente de su posición política, están excluidos formalmente de los asuntos públicos.

El gobierno nacional asume a los jóvenes como simples promotores de un modelo político que se impone desde el gobierno central. En tal sentido, el Presidente Maduro, de manera discrecional, conformó en mayo 2015 el Consejo Presidencial para el Poder Popular para la Juventud[3], como una iniciativa para que la juventud presente proyectos e impulse políticas públicas en apoyo del Ejecutivo Nacional.

Entre los temas de la agenda de ese Consejo se plantea el plan nacional de empleo a través de la Gran Misión Saber y Trabajo; la asignación de viviendas vía Gran Misión Vivienda Venezuela; la incorporación de jóvenes a la Misión Jóvenes de la Patria Robert Serra y Misión Árbol, el plan especial por la paz, la vida, la seguridad y defensa de la patria, la consolidación de organizaciones juveniles y por último el tema del fortalecimiento de espacios educativos y de formación e integración cultural[4].

Asimismo, el Presidente, acompañado por los jóvenes del PSUV, anunció el 12 de septiembre un Plan Integral de Juventud 2015-2025[5] que supuestamente buscará atender las necesidades de los jóvenes en materia de vivienda, empleos productivos, tecnología y turismo[6].

Estas iniciativas en general no son novedosas, han estado precedidas por otras como, por ejemplo, en 2011 con un Plan Empleo Productivo Joven de la Patria y una tarjeta SOMOS como estrategia para bancarizar a los jóvenes[7]; más adelante, en 2013 con la creación de la Misión Jóvenes de la Patria y la Corporación Venezolana de Juventud Productora (Corpojunvetud SA) que fue creada con un aporte inicial de 100 millones de bolívares, según Gaceta Oficial No. 40.223 de agosto 2013.

Esa empresa del estado tenía como misióndiseñar, coordinar y ejecutar planes, programas y proyectos destinados a incorporar a la juventud, a las fuerzas productivas del país, en virtud de su participación protagónica en la producción de bienes y en la prestación de servicios, junto a su distribución y comercialización para la satisfacción de las necesidades colectivas.

No puede quedar fuera de esta relación, la aprobación en 2014, vía habilitante, de la Ley para la Juventud Productiva. ¿Cuáles han sido los logros de todas esas iniciativas? ¿Son los jóvenes actores reales del desarrollo en Venezuela? ¿Son las recientes iniciativas gubernamentales motivadas por las elecciones parlamentarias?

La recuperación de la Asamblea Nacional el 6 de diciembre, como espacio para el debate político nacional, representa una oportunidad política para concretar el rol de la juventud venezolana como actor estratégico y constructor de un futuro sostenible.

[1]UNFPA. The power of 1.8 billion. Sate of world population 2014. Recuperado el 20 de Agosto de 2015. Online en: http://www.unfpa.org/swop

[2]ONU Ban Ki-Moon llama a los jóvenes a convertirse en ciudadanos activos del mundo. 02 de febrero 2015. Online en:http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/02/ban-ki-moon-llama-los-jovenes-convertirse-en-ciudadanos-activos-del-mundo/

[3]VTV. Consejo Presidencial de la Juventud se reunió este martes. Online en:http://www.vtv.gob.ve/articulos/2015/06/24/consejo-presidencial-de-la-juventud-se-reunio-este-martes-7549.html

[4]RNV. Estos son los siete temas claves del consejo presidencial para la juventud. Online en:http://www.rnv.gov.ve/estos-son-los-siete-temas-claves-del-consejo-presidencial-de-la-juventud-audio/

[5]http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/politicas-publicas/10-claves-del-plan-2015-2025.aspx#ixzz3mUh4LzRS

[6]AVN. Presidente Maduro anuncia Plan Integral 2015-2020 dirigido a la juventud revolucionaria. 12 de septiembre 2015. Online en: http://www.avn.info.ve/node/319998

[7]MINCI.GOV. Gobierno lanzó plan de empleo productivo e los jóvenes de la patria. 23 de noviembre de 2013. Online en: http://www.minci.gob.ve/2013/11/gobierno-lanzo-plan-de-empleo-productivo-de-los-jovenes-de-la-patria/

Anuncios