Las parroquias ¿Confiscadas por el Poder Popular? – Carlos Romero


Debate Ciudadano Portada (1)Las parroquias ¿Confiscadas por el Poder Popular?

Carlos Romero Mendoza / 29 de mayo de 2015

Recuperar las Juntas Parroquiales, impone la necesidad de redefinir el sentido y alcance estratégico de la Parroquia como entidad local.

Desde que las Parroquias fueron reconocidas como entidades locales en la Ley Orgánica del Régimen Municipal de 1989, su destino se ha visto marcado por constantes reformas en su diseño legal que han impedido su desarrollo y fortalecimiento a lo largo de los últimos 20 años.  Esta dinámica marcó evidentemente la capacidad de las Juntas Parroquiales de consolidarse como verdaderos espacios de representación vecinal o comunitaria.

Esos cambios constantes en el diseño de la Parroquia permiten explicar la poca identidad que hay entre los vecinos y sus propias parroquias, expresada concretamente en la indiferencia general de éstos ante la ausencia de las Juntas Parroquiales.  Es importante acotar que ésta débil identidad se alimentó con la omisión por parte de muchos Concejos Municipales de avanzar en la conformación de estas entidades locales a lo largo y ancho del país desde el año 1989.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística del 2013[1], en los 335 Municipios que hoy tiene Venezuela, 49 de ellos no tienen Parroquias: 12 están en Táchira, 9 en Yaracuy, 6 en Aragua, 5 en Falcón, 4 en Monagas y en Mérida, 3 en Nueva Esparta, 2 en Sucre y en Bolívar, 1 en Portuguesa y Anzoátegui.  Según estos datos en Venezuela hay un total de 1091 parroquias.

Desde 1989 hasta el presente, los Concejos Municipales son reconocidos legalmente como la instancia para el debate, la creación y el desarrollo de las parroquias.  Una vez creadas mediante ordenanza y desde 1992, las Juntas Parroquiales eran electas de manera directa, secreta y universal por cada uno de los vecinos de la parroquia inscritos en el Registro Electoral Permanente (REP).  Eso se acabó a partir de 2010, cuando la Parroquia y su estructura, ahora denominada Junta Parroquial Comunal, se transformaron en facilitadores del diseño comunal.

En este sentido, y destacando el rol de los legisladores locales, es oportuno recordar que en el año 1995, el Concejo Municipal de Libertador, aprobó una ordenanza[2] a través de la cual dio origen a los Gobiernos Parroquiales, asumidos como organismos de participación comunitaria, orientados hacia la coordinación y gestión de cada parroquia, y con la responsabilidad de:

  1. Garantizar la participación de la comunidad en la elaboración del Plan Rector del Desarrollo de la Parroquia, en el diseño de programas, definición y control de obras y planes anuales atinentes a la parroquia.
  2. Garantizar el necesario flujo de información entre comunidad e instituciones públicas que actúan en la parroquia.
  3. Tomar iniciativas para mejorar la calidad de vida de la parroquia.
  4. Coordinar con Poder Nacional y Regional la programación relativa a la prestación de servicios en cada parroquia.

Ese Gobierno Parroquial, estaba integrado, según aquella ordenanza, por: concejales, comunidad organizada, junta parroquial, jueces de paz de la parroquia y una figura llamada gabinete técnico. El jefe civil de la parroquia, así como el diputado del circuito tenían derecho a participar en ese espacio con voz y voto, así como aquellos representantes de otros Poderes que tuvieran programas en la parroquia.

Esta figura lo que realmente planteaba era la conformación de un espacio de articulación entre distintos actores con incidencia en temas parroquiales.  Esas tareas asignadas a los Gobiernos Parroquiales, en el marco de la Ley Orgánica del Régimen Municipal de 1989, pudieron ser delegadas por el propio Concejo Municipal y de manera directa a través de una ordenanza a las Juntas Parroquiales y así contribuir con su fortalecimiento institucional.

En 1996 aquella ordenanza que le daba soporte legal al Gobierno Parroquial, quedó formalmente derogada.  Años después, en el año 2009, el alcalde del Municipio Libertador, Jorge Rodríguez, retomó la idea, e incluso anunció la conformación de Gobiernos Parroquiales en un total de 32 comunidades de Caracas[3], en esta oportunidad, sin ordenanza alguna que le diera sustento legal a esta figura.

Nuevamente, los hechos ponen en evidencia que ese diseño no resultó.  Pero en la práctica la Parroquia siguió siendo un espacio estratégico para el impulso del Estado Comunal, tal y como se evidencia de la lectura al Programa de Gobierno de Jorge Rodríguez para su reelección en 2013[4].

En ese programa se reitera la figura del Gobierno Parroquial y se anuncia la articulación de los actores parroquiales con los órganos del poder popular y del PSUV parroquial a los fines de acompañar la conformación de las comunas, el impulso sistema económico comunal y para promover la recuperación de los espacios públicos desde el Poder Popular.

En ese Plan se destaca la coordinación con todas las instancias del Poder Público Nacional y con el Gobierno del Distrito Capital a los fines de impulsar el modelo comunal.  En este sentido, la alianza entre el Distrito Capital y el Municipio Libertador está expresamente definida en el Plan de Trabajo del Gobierno del Distrito Capital, en su portal web[5].

Las Parroquias como facilitadoras de la conformación del diseño comunal, fue asumida también por el gobierno nacional desde el contenido del Plan Político Estratégico Comuna o Nada. Chávez Vive, presentado en 2014[6].

Resulta claro que la tarea de recuperar la Junta Parroquial demanda de un debate político, amplio e incluyente sobre el valor de la Parroquia en la democracia local.  Debate que debe necesariamente debe tener eco en los Concejos Municipales y que sólo puede ser exitoso en la medida que se impulse desde lo local y con una visión integral sobre el rol parroquial en la arquitectura institucional del Estado y en la relación de éste con los ciudadanos.

[1]INE. División Política Territorial 2013. Septiembre 2013. Online: http://www.ine.gov.ve/documentos/AspectosFisicos/DivisionpoliticoTerritorial/pdf/DPTconFinesEstadisticosOperativa2013.pdf

[2] Romero, Carlos. Ordenanza de los Gobiernos Parroquiales. Algomuncipal.blogspot.com.  09 de octubre 2009. Online en: http://algomunicipal.blogspot.com/2009/10/ordenanza-de-los-gobiernos-parroquiales.html

[3] El Universal. Surgen Gobiernos Parroquiales para ejecutar planes vecinales. 22 de junio de 2010. Online en:http://www.eluniversal.com/2010/06/22/ccs_art_surgen-gobiernos-par_1942443

[4] CNE. Líneas Generales del Programa Socialista del Gobierno de la Alcaldía del Municipio Bolivariano de Libertador.  Recuperado el 20 de mayo de 2015. Online en: http://www.cne.gob.ve/divulgacion_municipal_2013/programas/01/1.9416.pdf

[5]Gobierno del Distrito Capital.  Plan de Trabajo. Recuperado el 26 de mayo de 2015. Online en:http://www.gdc.gob.ve/content/site/module/pages/op/displaypage/page_id/11/format/html/

[6] Romero, Carlos.  La Parroquia en el impulso de las Comunas. Algomuncipal.blogspot.com. 07 de febrero 2014. Online en: http://www.algomunicipal.blogspot.com/2014/02/la-parroquia-en-el-impulso-de-las.html

Anuncios