I Encuentro de Líderes Comunitarios de la Gran Caracas

En alianza con FUNDESMU, Mujeres por la Vida, Pro-Catia y Defensa Legítima

La ONG Líderes de Caracas organiza el “I Encuentro de Líderes de la Gran Caracas” para impulsar la organización ciudadana

Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma asume el reto de capacitar a los nuevos líderes de la Gran Caracas

Prensa FUNDESMU

Imagen

Con gran entusiasmo se realizó el I ENCUENTRO DE LIDERES COMUNITARIOS DE LA GRAN CARACAS el cual se inscribe en el Programa Integral de Formación para el Nuevo Liderazgo. Tuvo lugar el viernes 22 de febrero en el Auditorio del Colegio de Ingenieros de Venezuela en Caracas.

El I ENCUENTRO DE LIDERES COMUNITARIOS DE LA GRAN CARACAS es una iniciativa de la ONG Líderes de la Gran Caracas y contó con el apoyo institucional de la Fundación de Estudios Municipales FUNDESMU, RRP Consultora Comunitaria y la Fundación Somos el Hatillo. Entre otras organizaciones de trabajo social destacan Mujeres por la Vida, Pro-Catia, Gente de San Agustín, Gente de San Pedro, Gente de Santa Rosalía, Gente de Coche, Gente de Antímano, Gente de Macarao, Gente del Recreo, Gente de San Bernardino, Gente de San José, Gente de La Candelaria, Gente de La Pastora, Gente del 23 de Enero, Gente de El Junquito, Gente de Santa Teresa, Gente de La Pastora, Gente de Catedral, Gente de Caricuao, Gente de Altagracia, Gente de La Vega, Gente de El Paraíso, Gente de El Valle y Gente de Sucre, Gente de Baruta, Gente de Sucre, Gente de Chacao, Gente de Altos Mirandinos, Gente de Vargas, Gente de Guarenas, Gente de Guatire y Gente del Hatillo.

Se concretó el I ENCUENTRO DE LIDERES COMUNITARIOS DE LA GRAN CARACAS para estimular a la ciudadanía organizada y a los líderes emergentes por cada parroquia y municipio participante a interesarse por conocer mejor la estructura del gobierno municipal de cara al proceso de elecciones de alcaldes y concejales prevista para el próximo 14 de julio de este año.  La idea es generar estrategias de acción vecinal con sus líderes y funcionarios electos por voto directo en cada ámbito geopolítico.

El panel estuvo conformado por los siguientes invitados y ponencias:

  • El Lic. Manuel Pérez Sánchez, Gerente del Método Silva en Venezuela. Ofreció la charla “Psiconeurolíder” con detalles del plan de fortalecimiento actitudinal para los líderes emergentes en la Venezuela actual. Aportó herramientas útiles para cada ser aplicadas en la cotidianidad del trabajo vecinal cada vez más exigente.
  • El Lic. Roberto Ruiz Tovar, Presidente de la Fundación de Estudios Municipales FUNDESMU presentó a los asistentes una sinopsis sobre la participación del ciudadano en nuestro país y como activar mecanismos que potencien la efectividad de dicha participación para que impacte en las políticas públicas de manera coordinada. La importancia de entender los modelos geopolíticos que coexisten en la actualidad: Un estado descentralizado frente al modelo comunal  centralista descrito en el Plan Socialista de la Nación.
  • El organizador del evento, Luis Antonio Hernández destacó la importancia de la incorporación de las redes sociales al ejercicio de ciudadanía en nuestros tiempos. Mostró el Plan de Capacitación en el uso del Twitter que adelanta el diario EN con la Red ReporteYa y cómo ha logrado llamar la atención de gran cantidad de ciudadanos que actúan como voceros vecinales.
  • El cierre estuvo a cargo del Dr. Antonio Ledezma, Alcalde Metropolitano, quien asumió el compromiso nada fácil de presentar un diagnóstico de gestión del Área Metropolitana y como han superado los recortes presupuestarios a los que han sido sometidos por el gobierno nacional. “A pesar del estrangulamiento que nos han querido imponer hemos logrado con esfuerzo y voluntad trabajar en conjunto con nuestras comunidades y la empresa privada en programas sociales y el rescate de espacios como la plaza La Candelaria… sólo con la incorporación de cada uno de los vecinos, dirigentes, mujeres, jóvenes de todos los sectores de nuestra sociedad podremos actuar como un bloque monolítico en el rescate de nuestra esencia democrática libertaria” concluyó el alcalde metropolitano. También asumió el compromiso de la formación y capacitación de los líderes de la Gran Caracas en Alianza con la Fundación de Estudios Municipales FUNDESMU y la participación de los líderes dispuestos a dirigir los destinos del país.

El I ENCUENTRO DE LIDERES COMUNITARIOS DE LA GRAN CARACAS contó con la presencia de dirigentes vecinales de Perú, Colombia, Ecuador, España y Portugal interesados en compartir sus experiencias y conocer de cerca el proceso del liderazgo en Venezuela. La jornada sirvió como punto de partida para la formación y capacitación del nuevo liderazgo de la sociedad venezolana.

Prensa FUNDESMU, Líderes de Caracas

Salvar el Planeta pasa por una Gestión Integral del Agua

¿Nuestra voz cuenta en conservación y aprovechamiento del agua?

Abg. Carlos Romero Mendoza

carome31@gmail.com @carome31 @Fundesmu

Imagen

En enero 2007 se publicó en Gaceta Oficial la Ley del Agua y más adelante, las autoridades gubernamentales aprobaron un Plan Nacional de Aguas[1], cuyo contenido técnico es público en la siguiente dirección electrónica: http://siga.geoportalsb.gob.ve/pngia/

La Ley de 2007 nos presenta el Agua como un derecho humano, como un recurso fundamental para la erradicación de la pobreza y también como un bien social; en este sentido, expresamente señala que es deber del Estado, con la activa participación de la sociedad,  garantizar la conservación de las fuentes de aguas, tanto superficiales como subterráneas y  para ello la ley establece que la gestión integral del agua debe efectuarse en forma participativa.

Por gestión integral de las aguas se debe entender toda actividad de índole técnica, científica, económica, financiera, institucional, gerencial, jurídica y operativa, dirigidas a la conservación y aprovechamiento del agua en beneficio colectivo, considerando las aguas en toda sus formas y ecosistemas naturales asociados, las cuencas hidrográficas que las contienen, los actores e intereses de los usuarios, los diferentes niveles territoriales de gobierno y la política ambiental, de ordenación del territorio y desarrollo socioeconómico del país[2].

El 2013 ha sido declarado por la ONU como el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua[3], y desde hace años el 22 de marzo siempre se ha asumido en el calendario como el Día Internacional del Agua. Este año la ONU ha exhortado a líderes a poner el tema del agua en el centro de las agendas, teniéndola como una base para establecer vínculos más fuertes entre las naciones, los Estados y las comunidades.

Esta celebración internacional, es oportuna, para que en Venezuela los ciudadanos interesados y organizaciones especializadas en el tema ambiental, puedan sensibilizar a la sociedad en general sobre la realidad en nuestra gestión integral del agua, los desafíos que tenemos por delante como sociedad en esta materia y el reto de incluir a todos los sectores con mayor proactividad en esos desafíos que tenemos.

La organización no gubernamental VITALIS presentó un balance anual sobre la situación ambiental del país correspondiente al año 2012 y específicamente sobre el agua, advirtió que “hay una débil gestión integrada de los recursos hídricos, evidenciada al menos por el manejo de la cuenca del Lago de Valencia, la situación ambiental de los embalses de Maricora (Falcón) y la Mariposa (Miranda), y el inapropiado manejo de las aguas servidas y residuales que contaminan las fuentes de aguas superficiales y subterráneas.”[4]

Una revisión a las páginas webs institucionales del gobierno y del Ministerio del Ambiente, permiten concluir que a 13 años de publicada la Ley aún no se han activado algunos actores esenciales en la organización institucional de la gestión integral del agua, me refiero al Consejo Nacional de Aguas, instancia consultiva y de concertación en esta materia; los 16 Consejos de Regiones Hidrográficas, que son entes plurales, deliberantes, analíticos y proponentes de una mejor gestión del agua; además, son las instancias que coordinan la relación entre gobierno nacional, estadal y municipal, y donde se concreta la concertación con la sociedad organizada en Consejos Comunales.

A los fines de entender estos Consejos, hay que señalar que las Regiones Hidrográficas son creadas en la Ley de Aguas, y en total son 16 regiones organizadas en función de las Cuencas, estas regiones son: Lago de Maracaibo y Golfo de Venezuela; Falconiana; Centro Occidental; Lago de Valencia; Central; Centro Oriental; Oriental; Llanos Centrales; Llanos Centro Occidentales; Alto Apure; Bajo Apure; Amazonas; Caura; Caroní; Cuyuní; Delta.

La importancia de los Consejos de Regiones Hidrográficas está dada en el hecho político que es la única instancia legal en la cual alcaldes y gobernadores pueden participar en la gestión integral del agua y es allí donde la Ley condiciona la participación de los Consejos Comunales.  Resulta interesante que a esa instancia regional el legislador incorporó como integrantes a los Consejos Locales de Planificación Pública y de los Consejos Estadales de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas.

La ausencia de este espacio regional prácticamente contradice el principio de la gestión integral participativa que ordena la Ley. Importante es resaltar que la participación en materia del agua queda condicionada a un Reglamento posterior y la ley se limita solo a mencionar como mecanismos de participación a las mesas técnicas, los consejos comunales y los Comités de Riesgos.

La organización institucional para la gestión integral del agua, se complementa con el Consejo de Cuencas Hidrográficas, que sólo operará en aquellas cuencas cuya complejidad así lo amerite, y sólo puede ser creada por el Presidente en Consejo de Ministros.

El Ministerio del Ambiente es la Autoridad Nacional, responsable de las políticas y estrategias de la gestión integral del agua, de la elaboración del Plan Nacional de Aguas, de las normas técnicas necesarias y del manejo del Fondo Nacional para la Gestión Integral del Agua, sobre el cual no hay información oficial en documentos públicos que están en la web.

Ban Ki-moon Secretario General de la ONU ratificó en un mensaje sobre el Año Internacional de la Esfera del Agua que “Debemos trabajar juntos para proteger y gestionar cuidadosamente este recurso frágil y finito[5]”.  ¿Como sociedad tenemos algo que decir en esta materia?  ¿Nuestra voz cuenta?  El Plan de la Patria 2013-2019 quiere salvar el Planeta pero nada nuevo aporta en el tema de la gestión integral del agua.

Carlos Romero Mendoza.

Venezuela, un país en Crisis Permanente

El País de la Crisis Permanente

Abg. Carlos Romero Mendoza

carome31@gmail.com @carome31

 Imagen

A mis bisabuelos que les correspondió vivir tiempos de la dictadura de Gómez, en un país mucho más rural que el que hoy tenemos.  La generación de mis abuelos les correspondió el tiempo de la lucha y construcción de un sistema democrático que garantizó 40 años de gobierno civilista y plural en Venezuela.  Luego le sigue la generación de mis padres que si bien a sus inicios vivieron la dictadura perezjimenista, su desarrollo profesional y familiar le correspondió en un país con Partidos Políticos, civilista, y democrático.

Mi generación -nací en 1973- le ha correspondido crecer en un país que siempre ha vivido en crisis, la cual nunca supera, y por lo tanto, como sociedad, como colectivo, no sabemos cómo es la Venezuela sin crisis.   Soy una generación que recibió un fuerte mensaje anti-partido y que contradictoriamente ahora recibe un llamado también muy fuerte, sobre la necesidad de construir partidos fuertes para defender lo que queda de democracia.

Viví el experimentó del intento de una reforma educativa durante mí vida escolar, estudié bajo un esquema de educación básica, en la cual al inicio la evaluación era en base a dominó o no dominó una y otra materia, pero que luego retomó la evaluación tradicional del 1 al 20. En ese modelo me correspondió ver asignaturas como PASIN (Pensamiento Acción Social e Identidad Nacional); PNI (Positivo, Negativo e Interesante); Folklore del Táchira; Historia de Venezuela y del Táchira; Cátedra Bolivariana y por ejemplo Física apareció en mí pensum educativo desde 8vo año, o 2 año de bachillerato; en fin, el modelo educativo que se imponía fue diferente que el tradicional que se cursaba en otros colegios, por lo tanto, no dudo que hoy mí generación somos productos de varios modelos educativos.

En mí vida profesional me correspondió por eso que llaman “destino”, asumir posición sobre el tema reforma educativa de hace unos años.  Puedo decir que hasta ahora he sido “conejillo de indias” y testigo de dos intentos y aún la tarea de reformar la Educación está pendiente.

Acercándome a mis 20 años y en mí vida universitaria, descubrí lo que era una medida de suspensión de garantías, y que las historias de los golpes y alzamientos militares, no era sólo parte de los libros, sino que eran una realidad concreta e inmediata.  Eso sí, el 4 F y el 27 N lo viví en San Cristóbal, donde la historia fue más unos hechos vistos en TV que una realidad concreta.

Soy parte de una generación de abogados que nos tocó experimentar que ante los problemas políticos, las soluciones son políticas, y la rigidez de una Constitución no puede prelar sobre los la voluntad popular, así expresamente señale  mecanismos específicos para lograr reformas constitucionales que den aire a una crisis política.  Me refiero a la decisión de la Corte Suprema de Justicia que abre el camino a la Constituyente.

Entonces experimenté que las Constituyentes no eran cuentos de la historia, sino que simplemente era parte de nuestra dinámica política, es decir, lo llevamos en nuestro ADN como sociedad.    Hoy nuevamente vemos cómo se repite la tesis de la flexibilidad constitucional.

Voté NO por la Constituyente, simplemente porque no creía que esa era la solución, pero la incapacidad de los partidos políticos por lograr consensos para una reforma que estaba planteada desde el 92 nos llevó a esa Constituyente.  Hoy puedo decir que comprobé lo que mi abuelo me decía en relación a la Constituyente como salida política de la crisis. Mi abuelo fue constituyentista de 1947.

He crecido oyendo que “este año es peor que el pasado”, “este gobierno es el más corrupto de nuestra historia” y “este gobierno ha despilfarrado tanto dinero como ningún otro en el pasado”. Además oí historias de Recadi, pero por cosas del destino, padecí la dinámica de la OTAC (Oficina de Transacción Cambiaria) y luego hoy Cadivi.  Muchas historias he oído del control de precios a través del Ministerio de Fomento hace 23 años y recientemente sobre el control de Precios. Recuerdo los programas de TV en los que se analizaba la política cambiaria y las entrevistas en noticieros donde los ciudadanos se escandalizaban por el aumento del dólar.

Por último, soy de una generación que en nuestras partidas de nacimiento dice que nacimos en un país organizado en Estados, éstos a su vez en Distritos y éstos a su vez en Municipios.  Es decir la Venezuela organizada en Estados y éstos en Municipios data de los inicios de la década de los 80s y un poco más de 20 año, nuevamente estamos ante un proceso de cambio que impone una nueva organización política y territorial, que se extiende a una nueva dinámica en la participación ciudadana en los asuntos públicos.

Soy parte de una generación que se ha formado en CRISIS.  Nuestro reto salir de ella, pero en una sociedad que no conoce qué es vivir en un país sin crisis permanente.  El reto no es exclusivo de los partidos y de los dirigentes políticos, el reto es de todos los ciudadanos, sin excepción pero  nuestra debilidad es que vaciaron el país de ciudadanía y nos convertimos sólo en habitantes. No podemos construir ciudadanía sin debate y sin espacios de encuentro entre ciudadanos y partidos. Hay elementos favorables para lograrlo, pero debemos tener la sabiduría de aplicar el sentido común y la voluntariedad de identificarlas y construir la Unidad en base a esos elementos.

Varias generaciones en un mismo país y una misma realidad que aún no se concreta: superar la crisis y construir la democracia. Consigo en Mario Briceño Iragorry una explicación a esto y mirando a mí hijo sólo entiendo que realmente nuestro problema es nuestra crisis general de pueblo que nunca se resuelve y que hoy nos hace ser habitantes y no ciudadanos.

Carlos Romero Mendoza