El Debate Nacional y la Necesidad de un Debate Descentralizado


El Debate Nacional y la Necesidad de un Debate Descentralizado

Abg. Carlos Romero Mendoza

carome31@gmail.com @carome31

 Image

En 1890 Luis López Méndez escribió: “En la federación venezolana las cuestiones nacionales absorben toda la atención pública, mientras que los Estados vegetan en una vida oscura, sin iniciativa, juguetes de sus propias disensiones o instrumentos dóciles del poder general, que es quien los alimenta política y económicamente.”[1]

 

Han pasado más de 100 años y hoy los estados siguen siendo instrumentos dóciles del poder general, pues siguen alimentándose política y económicamente del poder central.  Por mucho que queramos destacar los logros de la descentralización que experimentó Venezuela luego de 1988, esos 11 años hasta 1999 fueron cortos para que el ciudadano experimentara el valor de la descentralización, para mejorar ese proceso político de acercar las decisiones a los ciudadanos y para profundizar un diseño de Estado mucho más Federal.

 

Luis López Méndez en ocasión de comentar la propuesta de José Gil Fortul de una Constitución radicalmente federalista, advertía que aún faltaba mucho tiempo para llegar a su planteamiento definitivo[2]; hago esta cita, porque sin duda, la tarea por definir nuestro federalismo sigue pendiente. Los hechos recientes demuestran que no comprendemos el diseño de la descentralización y menos del federalismo.

 

Las elecciones municipales anunciadas, más no convocadas oficialmente, para el mes de mayo 2013, permiten que el país abra el necesario debate sobre el rol del Municipio como actor esencial en el proceso de descentralización y en el diseño Federal que la Constitución plantea.  La decisión del Tribunal Supremo de Justicia del 9 de enero de 2013 no debe absorber toda la atención pública, es urgente que se abra un debate plural desde lo local sobre el rol del municipio en la descentralización y en el diseño Federal que propone la Constitución.

 

La defensa de la Constitución pasa por presentar una propuesta que ante la organización comunal destaque al Municipio como la instancia política más inmediata al ciudadano, y desde donde el Buen Gobierno pueda aliarse a la participación ciudadana real y efectiva, libre y democrática, para construir ciudadanía y con ella alimentar el espíritu de la Democracia, en un diseño descentralizado, que profundice nuestros rasgos federales.

 

Está claro que el futuro político inmediato del país está atado al ciclo biológico del Presidente, pero ello no debe justificar la omisión de un debate político que debe ser cívico, descentralizado, público e incluyente, hoy más que nunca el país reclama que desde la base de la organización social los ciudadanos se activen en defensa de la Constitución, de la Democracia y de la República, a tal fin la elección Municipal puede ser la puerta de entrada y el contenido para recorrer el camino de ese debate cívico.

 

El debate debe ser descentralizado porque ya el oficialismo ha abierto procesos políticos locales y regionales que no pueden atenderse desde Caracas, es decir desde la jerarquía política centralizada, por ejemplo los Consejos Legislativos Regionales de los estados Aragua[3], Táchira[4] y Carabobo[5], ya han anunciado expresamente la voluntad política de realizar transformaciones legales para adecuar las leyes estadales a la nueva realidad política, incluso en Aragua se retoma la tarea de reformar la Constitución estadal, ya previamente el Táchira y Carabobo han adecuado su Constitución local al marco constitucional de 1999, más no lo han hecho con respecto al diseño Comunal.  Recordemos que una ley estadal puede modificar la división política territorial de los Municipios, por lo tanto desde el parlamento regional podrían formalizar las Comunas como división política de los Municipios.

 

En este sentido, por ejemplo, el Gobernador del estado Anzoátegui, ha anunciado que entre las acciones de sus primeros 100 días está la creación de 1 comuna en cada municipio del estado, incluso ha pensado en unir la jurisdicción del municipio Sotillo con la que corresponde al municipio Bolívar.[6]  Precisamente, desde el municipio Sotillo del estado Anzoátegui, el presidente del Concejo Municipal anuncia que impulsará los parlamentos comunales.[7]

 

Estas noticias advierten que el Estado Comunal también tendrá como fuente para su conformación las instituciones regionales y locales, que precisamente exigen de un debate descentralizado, por la diversidad que implica la pluralidad de estados y municipios. 

 

Un debate nacional debe permitir consensos marcos sobre la descentralización y sobre nuestro diseño federal, y las elecciones municipales, debe facilitar el debate político descentralizado e incluyente sobre el rol del municipio en el diseño del estado Federal y Descentralizado que propone la Constitución, con propuestas que sean una real alternativa frente al producto clientelar llamado “comunas”.  

 

Carlos Romero Mendoza. 

Anuncios