IV Encuentro de Jueces de Paz Fundesmu-Chacao


FORO: DE LA JUSTICIA DE PAZ A LA JUSTICIA DE PAZ COMUNAL

Abg. Mónica Álvarez

abogadoab@gmail.com

 

La Fundación de Estudios Municipales en alianza con la Alcaldía del Municipio Chacao, a través de su Dirección de Justicia Municipal, se hizo presente en el IV Encuentro de Justicia de Paz, en el que se debatió respecto a los cambios en la estructura del Estado, cuya ideología se ha ido tejiendo en la sociedad venezolana y que data desde el año 2004. Esto fue materia de reflexión del foro que se llevó a cabo el pasado sábado 24 de noviembre, tópico suficientemente destacado a raíz del proceso de transición de la justicia de paz tradicional conocida hasta ahora, a la justicia de paz comunal.

 

Entre los temas expuestos resaltan los cambios que desde lo local buscan instaurar un nuevo modelo de Estado venezolano que se origina en el paquete de leyes del Poder Popular, que atentan contra la descentralización, estableciendo como su célula fundamental a la Comuna, figura que carece de la comprensión de la gran mayoría de los venezolanos, en especial de aquellos que habitan en el interior del país y ni que decir de los que se ubican en las zonas rurales, donde la información cercana de parte de sus autoridades llega muy poco o simplemente no llega.

 

Esta desidia de los lideres elegidos por su pueblo ha causado una especie de efecto dominó perdiendo espacios en los que hacia lugar la democracia y dando cabida a intereses ideológicos que pretenden subyugar los derechos adquiridos, que por desconocimiento y falta de voluntad política de algunos políticos, se ha ido cediendo casi sin darnos cuenta,  la identidad de las personas con su entorno e incluso falta de arraigo de los ciudadanos para con su país.

 

A esta realidad se suma la Ley Orgánica de Justicia de Paz Comunal y la Resolución Nro. 120823-511 del Consejo Nacional Electoral, la primera, que además de extralimitar las competencias más allá de la conciliación del vecino de una urbanización o sector elegido como juez de paz para ayudar a resolver los conflictos de su comunidad, con capacidad para celebrar matrimonios, realizar divorcios de naturaleza voluntaria y separaciones de cuerpo, también equipara este mecanismo a la justicia ordinaria y le resta autonomía puesto que asigna al Consejo Ejecutivo de la Magistratura la capacitación de los jueces de paz comunales, limitando también la participación al asignar las postulaciones a los consejos comunales dentro del territorio denominado comunas (aún incierto en la gran mayoría de los municipios); asimismo, la segunda, ratifica las competencias de los jueces de paz comunales para celebrar matrimonios.

 

Sin embargo, tal como explicaron los ponentes asistentes al evento, esta competencia es de tal complejidad que no debe ser tomada a la ligera, puesto que debe existir un control estrictísimo y una formalidad para la ceremonia civil del matrimonio como institución básica de la familia, previendo incluso la duplicidad de matrimonios, facilitando el delito de bigamia; aunado al perjuicio de los tipos de responsabilidad que el ejercicio de ésta atribución conlleva. En relación a ello se resaltó que todavía no han sido dictados los mecanismos que establezcan el procedimiento a seguir, considerando que los registradores civiles deben insertar las actas derivadas de dichos actos, con lo que se entenderán avaladas, otorgando carácter de fe contra terceros, adscritos a su vez al Consejo Nacional Electoral, órgano rector en la materia de registro civil y el cual se encuentra en el deber de dictar el reglamento de la ley, a objeto de esclarecer todas estas lagunas.

 

Finalmente, a modo de comentario será necesario difundir los acontecimientos de la historia de las conocidas comunas en el mundo, bajo diversas formas de gobierno, sean estas democráticas, socialistas, comunistas u otra, haciendo un llamado a las movilizaciones de base para organizarse y a participar activamente y a empoderarse del sentimiento de ciudadanía.

 Noviembre 2012

 Abg. Mónica Álvarez

Anuncios