A dos meses del 1ro de mayo y no se conoce proyecto de reforma laboral


El abogado laboral, Antonio Espinoza Prieto, asegura que los trabajadores conocerán el proyecto de la Ley Orgánica de Trabajo antes de su promulgación (Fuente: El Universal)

Carlos Romero Mendoza – Coordinador de los blogs Estado Ley Democracia Algo Municipal

Dos integrantes de la Comisión Presidencial para la Reforma Laboral han expresado públicamente sus apreciaciones sobre el proceso de reforma laboral, mientras Antonio Espinoza Prieto, advierte que no hay suficiente tiempo para lograr aprobar una nueva Ley Orgánica del Trabajo e insiste en la necesidad de lograr un gran debate nacional sobre la reforma laboral; Orlando Carrillo en programa de Unión Radio el día 28 de febrero de 2012 ratifica que la reforma va sin lugar a dudas el 1o de mayo.

Ambos integrantes de la Comisión Presidencial mencionada, destacan que ha habido participación de distintos sectores en el proceso de reforma, Orlando Carrillo afirma que la Comisión ha recibido más de 12 mil propuestas y han organizado desde enero 2012 unas 150 asambleas de discusión con trabajadores de todo el país y de todos los sectores, además, en sus palabras Carrillo da cuenta que esta reforma plantea temas que se han venido discutiendo por años en Venezuela.

En este sentido Espinoza Prieto reconoce que ha conversado sobre la reforma laboral con Fedecámaras, Cavidea, Asociación Bancaria, así como también con académicos y expertos laborales.   Pero lo que ninguno de los integrantes señala en sus declaraciones es la fecha en la cual los ciudadanos venezolanos conoceremos el proyecto de reforma a los fines de evaluar su alcance y tener la oportunidad de debatir sobre este tema.

Si bien podremos discutir sobre la calidad y la pluralidad en la participación de los distintos sectores en este proceso de reforma, nadie puede objetar el hecho cierto que sobre el contenido real de la reforma hay un gran misterio y que a 2 meses aún no se conoce con detalle los artículos que integrarán la propuesta de reforma.

Marcela Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores (UNETE), alerta que los mismos funcionarios del Ministerio del Trabajo han informado que existe un proyecto listo que incluso existía para el mes de noviembre 2011, por lo tanto públicamente ha exigido que para el 22 de marzo a más tardar se presente el proyecto de ley de reforma que aparentemente existe.

Mientras esa denuncia aparece en medios de comunicación, Orlando Carrillo afirma que el 1º de mayo se tendrá una nueva Ley Orgánica del Trabajo,  y Antonio Espinoza Prieto, asumiendo que no hay suficiente tiempo, viene proponiendo que el proyecto de reforma que se presente en mayo limite su contenido a lo previsto en la disposición transitoria Cuarta de la Constitución aprobada en el año 1999.

Precisamente el contenido previsto en las disposiciones transitorias de la Constitución, fue el mismo proyecto de reforma a la Ley Orgánica del Trabajo que en julio de 2003 se aprobó en primera discusión en Plenaria en la Asamblea Nacional.

La disposición transitoria Cuarta de la Constitución señala expresamente la necesidad de reformar la Ley Orgánica del Trabajo a los fines de lograr:

  • Un nuevo régimen para el derecho de prestaciones sociales consagrado en el artículo 92 de esta Constitución, el cual integrará el pago de este derecho de forma proporcional al tiempo de servicio y calculado de conformidad con el último salario devengado.
  • Un lapso para su prescripción de diez años.
  • Un conjunto de normas integrales que regulen la jornada laboral y propendan a su disminución progresiva, en los términos previstos en los acuerdos y convenios de la República.

Una nota de prensa de la Asamblea Nacional destaca que los partidos AD, Primero Justicia, Proyecto Venezuela, Convergencia, MAS, Solidaridad, Transparencia Revolucionaria, OFM, Podemos y UNT respaldaron y celebraron la aprobación de esa modificación, acordando hacer observaciones en informes posteriores.

Han pasado 9 años desde que en el año 2003 se aprobó la primera discusión, ¿por qué nunca se pudo acordar una segunda discusión y posteriormente aprobar la reforma laboral planteada en el 2003?.  ¿Cómo se puede debatir sobre una reforma laboral cuyo proyecto concreto no se conoce con exactitud?, ¿será acaso el proyecto de reforma que bajo el nombre de Ley de Proceso Social del Trabajo ha presentado la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” y que está disponible en la web?. ¿Será acaso el proyecto de ley el resultado del trabajo que realiza la Comisión Presidencial intentando articular todas las propuestas que se han presentado?, o ¿será el proyecto de ley que UNETE denuncia ya existe desde el pasado mes de noviembre?.

No cabe duda que la última palabra la tendrá el Presidente.

Anuncios