Lineamientos de un Gobierno de Unidad y dos experiencias previas a recordar


Carlos Romero Mendoza – Coordinador de los blogs Estado Ley Democracia Algo Municipal

El Universal con fecha 31 de diciembre de 2011  anuncia que para el 23 de enero de 2012 se presentarán los “Lineamientos del Programa de Gobierno de Unidad Nacional (2013-2019)“, que complementará y desarrollará de manera más concreta, las líneas generales que fueron asumidas por todos los sectores democráticos de la Mesa de la Unidad el pasado 26 de septiembre 2011 a través de un documento público titulado: “Compromiso e Invitación por un Gobierno de Unidad”.

En nuestro reciente pasado puedo recordar dos documentos que en distintas oportunidades se presentaron con propuestas políticas construidas también por expertos y cuyos contenidos estaban dirigidos a contribuir con las soluciones que el país exigía en su momento para lograr superar los problemas graves de entonces.

Estos dos documentos a los que hago mención son:

1.- “Bases para el fortalecimiento democrático del sistema político venezolano”, declaración firmada el 19 de febrero de 1998 y que recoge 8 propuestas elaboradas por expertos desde la recordada Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE).

Este documento presentaba 8 propuestas: la reforma constitucional, definida como una prioridad indiscutible.  La descentralización, advirtiendo que hasta la fecha no existía una política coherente en esta materia.  La participación ciudadana, como principio que exigía su reconocimiento por parte del Estado y como un derecho ciudadano que debía ser garantizado, estimulado y fortalecido desde el propio Estado. La reforma y modernización de la administración pública en búsqueda de una mejor coordinación y desempeño de la gestión pública, que además facilitara un mejor despliegue de los derechos sociales y una mejor calidad de vida de los ciudadanos.

Las otras 4 propuestas tenían que ver con la Lucha contra la corrupción, la reforma judicial, la necesidad de adecuar los partidos políticos a la descentralización, a la recuperación del debate de proyectos alternativos y como espacios de participación ciudadana y por último, se planteaba la necesidad de regular el tema del financiamiento de las campañas electorales y de los partidos políticos como estrategia para recuperar la confianza del ciudadano con el sistema político.

2.- El segundo documento se tituló: “Plan Consenso País” que igualmente agrupaba una serie de propuestas de políticas públicas para un gobierno de unidad, reconciliación y reconstrucción nacional, elaborado por un grupo de expertos de la denominada Coordinadora Democrática en el año 2004.

Las propuestas planteadas en el 2004 buscaban la reconciliación nacional a través de: la reactivación económica, productiva de puestos de trabajo; la recuperación de la seguridad jurídica y el Estado de Derecho; el desarrollo de políticas sociales que atiendan a todos los ciudadanos;  la descentralización como un escenario privilegiado para la participación ciudadana y como eje programático de fundamental importancia política, social, económica y de eficiencia administrativa.

Las otras 3 propuestas de este documento de la Coordinadora Democrática, plantaban la necesidad de un país que desarrollara políticas orientadas a la paz interna y externa, que incluía –obviamente- el tema de la Fuerza Armada Nacional y de la Soberanía; el documento también proponía la tarea de recuperar la confianza en Venezuela a través de la política exterior, y por último, incluía la tarea de rediseñar el modelo de desarrollo del sector hidrocarburos, químico y petroquímico del país, lo que incluía sin duda la redefinición de PDVSA.

Este ha sido un rápido paseo por dos documentos que han aparecido en la agenda política venezolana en los últimos 14 años. Hoy cuando está cerca unas elecciones primarias para elegir a los candidatos a distintos cargos de elección popular en el ámbito nacional, estadal y municipal, quedando pendiente la metodología de la elección de los concejales, se ha anunciado, que en los próximos días, se presentará públicamente un conjunto de propuestas concretas, diseñadas por expertos, que en forma de líneas generales y como recomendación se presentan para orientar la gestión de un futuro Gobierno de Unidad.

En este sentido me pregunto:  ¿Qué valor le dan los partidos políticos y los candidatos a los distintos cargos de elección popular a ese compromiso asumido formalmente y a los lineamientos que se presentarán? ¿Por qué ha sido tan poca la divulgación de ese compromiso del 26 de septiembre del 2011, cuando considero representa un importantísimo aporte a la Unidad política?.

¿No es un buen momento para que a través de la organización local de la Mesa de la Unidad, los partidos políticos, sus dirigentes, los candidatos se encuentren en el espacio público con los ciudadanos para debatir sobre esas propuestas y lograr transformar el Compromiso suscrito el pasado 26 de septiembre 2011 en un gran Acuerdo Nacional hacia un Gobierno de Unidad compartido y suscrito por todos los sectores del país?.

Creo que el momento es oportuno para buscar el encuentro de distintos sectores de la sociedad en torno a una visión de país,  y estos documentos de la Mesa de la Unidad sirven de marco para ese encuentro.  Los partidos y sus dirigentes han logrado un compromiso político, valioso e importante, ahora le toca a la sociedad civil que no milita en partidos políticos asumir  su   compromiso cívico y moral con el futuro de Venezuela en un marco de Unidad que además motive y refuerce la voluntad de participar primero electoralmente y luego como sociedad civil no partidista en la reconstrucción de un Estado que funcione y que funcione para todos.

Anuncios